Dr. Ricardo Malumbres

Dr. Ricardo Malumbres

La medicina es mi pasión y mi forma de vida, desde mis comienzos y siempre inducido por el estímulo familiar, mi finalidad ha sido ayudar y proteger a mis pacientes poniendo a su servicio toda mi formación, comprensión y mi respeto. He desarrollado mi profesión en el servicio de Inmunología y Alergia durante 9 años en Cruz Roja y en el Dispensario de enfermedades del tórax con el Dr. Andrés y la Dra. Laborda de los que aprendí el respeto y cariño hacia nuestros pacientes.

Posteriormente inicie mi andadura profesional en los servicios de Urgencias del Hospital Nuestra Señora de Gracia, en el que a día de hoy sigo desempeñando mi trabajo como médico adjunto de dicho servicio.

La Medicina de Urgencia es la que continúa dándome la objetividad y la que me hace considerar que la Salud sigue siendo el Don más preciado que tenemos, interpretando la Medicina como un todo dedicado al bienestar de nuestros pacientes.

Durante un congreso en el Hospital de Sant Pau de Barcelona y coincido con el Dr. Javier de Benito, embrujado por su personalidad y por sus técnicas quirúrgicas, comienzo unos años de trabajo en Barcelona, en los cuales desarrollo mi formación a en la clínica Teknon y posteriormente en el Instituto Dexeus, donde me formo en Medicina Estética y Cirugía Cosmética. Realizo las diplomaturas de Antienvejecimiento, Nutrición y Estética, dando un giro a mi vida profesional.

Mis años con el Dr. De Benito, Dra. Garcia, Dr. Orestes, Dra. Beltran y Dr. Lao son los años donde descubro la importancia que tiene el buen envejecer y del papel vital que sobre el ser humano, juega la genética.

Entusiasmado por la oferta que me brinda el equipo de Quirón de Zaragoza, decido volver a mi ciudad y poner en marcha un plan tan ilusionante como apasionante que fue crear la Unidad de Medicina Estética en la que desempeño mi labor como médico coordinador durante 7 años.

Hoy puedo dedicar mi tiempo en mi propia consulta, a realizar una estética moderna, natural y preservar la identidad de mis pacientes, dinamizando aquellos rasgos que con el tiempo dejan los signos de la madurez.

Mi éxito personal es el resultado de la confianza que mis pacientes depositan en mí y mi deseo que dichos resultados se plasmen en mi trabajo.